MENU
no-image1-537x350

Familias alegan mala conducta e intimidación en distrito escolar

November 1, 2013 • Local News

The English version of this article ran Oct. 31 on page A1. It was titled, “Group of families allege misconduct and intimidation in school district.”

 

Otro articulo con mas información sobre la reunión descrita aqui está disponible en inglés en rdrnews.com; se llama “Meeting between parents and district an emotional airing of grievances.”

 

Un grupo de familiares de niños en el Distrito Escolar Independiente de Roswell recientemente compartieron preocupaciones sobre la conducta de maestros, cuestiones de seguridad y sus sentimientos que el distrito les ha intimidado.

La mayoría del grupo son padres de familia. Dicen que los maestros han insultado los estudiantes, y algunos dicen que abuso físico ha pasado en el distrito, además de otras problemas.

Ana Jimenez, madre de un niño en el cuarto grado en Escuela Primaria Pecos, dijo que su hijo tiene miedo de ir a la escuela.

“Ayudanos,” dijo durante una sesión publica entre las familias y el Superintendente Tom Burris el 17 de Octubre.

Burris dijo una semana después de la reunión que no puede ignorar las alegaciones de los padres pero piensa que no es probable que abuso físico o insultos hayan ocurrido.

“Lo tomo con un grano de sal,” dijo específicamente sobre reclamaciones de insultos.

Gente en la sesión dijeron que los maestros llamaron a los estudiantes “punks” y “tontos.”

Catorce personas representando a nueve familias asistieron a la reunión para dar sus quejas. De todas las familias en la reunion, solo una no tiene niños en Pecos. Algunos padres solo hablan en español.

Según Burris, una persona mas entró a la sesión y salió sin decir nada.

Christy Quintero, jefe de la asociación de padres y maestros de Pecos, llamado el Parent Teacher Support (PTS) , asistió a la reunión pero no critico el distrito.

Padres dijeron en la junta que querían ser involucrados para contratar maestros para el distrito. Burris dijo que esto probablemente no se pueda ser posible a causa de la actual escasez de maestros en el distrito.

Burris confirmó mas tarde que 22 posiciones de maestros están abiertos en el distrito.

En una entrevista después de la reunión, Felipe Botello, padre de un estudiante en Escuela Primaria Del Norte, dijo que deseaba ver una presencia policiaca en las escuelas del distrito para prevenir mala conducta por parte de los maestros.

En la reunión, Botello alegó que el año pasado su hijo regresó de la escuela con moretones. Botello atribuyó los moretones a personal de la escuela. Su hijo estaba en el segundo grado.

Al menos una madre dijo que se consideraba reconciliada con el distrito después de la junta.

Lizz Delgado, madre de una niña en el primer grado y otra en el segundo grado en Pecos, dijo en la sesión que tenía preocupaciones sobre la falta de supervisión del paso de peatones en la Calle Hobbs cerca de la escuela.

Asistió a una junta de PTS el 15 de Octubre, cuando ella misma se ofreció a supervisar el paso. Delgado dijo que desde que empezó este trabajo voluntario, personal de la escuela la han demostrado más respecto.

Dijo que ahora calle bien con personal de la escuela y no tiene planes de culpar a la escuela de nada en la próxima junta entre las familias y el distrito, solo si hay problemas otra vez con personal de Pecos.

La doctora Barbara Ryan, directora de Pecos desde hace 10 años, no asistió a la reunión del 17 de Octubre. Burris dijo una semana después de la junta que Ryan fue informada de las quejas de los padres. Ryan dijo que compartió las quejas con su personal.

Según Ryan, los padres quienes asistieron a la reunión del 17 de Octubre no le han dicho nunca sus alegaciones. Dijo que les da la bienvenida para que visiten su oficina para discutir sus preocupaciones. Dijo que la escuela tiene empleados quienes pueden traducir entre inglés y español si es necesario.

“Me es difícil entender esto. Desde mi [punto de vista], todos están felices y luego algo como esto sucede,” dijo.

Explicó que la escuela tiene buenos resultados en el New Mexico Standards Based Assessment test, una examinación en todo el estado que clasifica el mejoramiento académico de los estudiantes. Dijo que en el año escolar 2012-13, la escuela tenía los mejores resultados de la sección en matemáticas para escuelas primarias en la ciudad, y ganó el sexto lugar para la sección de leer.

Dijo que el lugar para leer es impresionante dado que la escuela tiene un programa bilingüe. Dijo que algunos estudiantes matriculan en la escuela sin hablar inglés muy bien.

Burris dijo que la hora ambigua de incidentes reportados por las familias en la junta del 17 de Octubre crea un desafio en responder a las quejas.

“Es posible que estos alegaciones hayan pasado años atrás,” dijo.

Esto es su segundo año en la posición de superintendente.

Burris y Ryan dijeron que creen que el grupo de padres enojados representa un número pequeño en proporción al tamaño de la escuela, el cual tiene 400 estudiantes.

Botello dijo que padres quienes son inmigrantes indocumentados no han compartido preocupaciones con el distrito porque tienen miedo que el distrito los reporte a agencias del orden publico como repercusión por criticar el distrito.

Dijo que el distrito nunca ha reportado padres en esta posición a agencias así como la policía antes. Dijo que los temores son por incidentes en el pasado involucrando a agencias de la ley en Roswell.

Burris dijo que padres quienes son inmigrantes indocumentados y otros pueden ponerse en contacto con él directamente y no necesitan tener miedo de repercusiones.

El distrito y las familias tienen planes de juntarse otra vez para discutir más a fondo sus conflictos.

Related Posts

Leave a Reply

« »